Von der Leyen fija el cambio climático, la migración y economía como prioridades para las carteras

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Europa tiene ya una nueva sala de mandos preparada para asumir las riendas de su ejecutivo en noviembre. Y su presidenta electa, Ursula von der Leyen, ha plasmado sus principales prioridades al atribuir a sus tres vicepresidentes ejecutivos las competencias directas sobre cambio climático, entorno digital, y economía. La Comisión Europea pivotará sobre ocho vicepresidentes, entre ellos el socialista español Josep Borrell. En torno a estos se crearán varios equipos de comisarios. Von der Leyen finalmente ha decidido entregar al comisario italiano, Paolo Gentiloni, la cartera de Economía, mientras que la francesa Sylvie Goulard asumirá la de Mercado Interior, con competencias en industria. Otra de las grandes prioridades del nuevo gabinete serán las migraciones, que colgará de la vicepresidencia del griego Margaritis Schinas y que lleva el controvertido nombre de “Protegiendo nuestro Estilo de Vida Europeo”.

Von der Leyen ha considerado que ha trazado un Colegio de Comisarios “equilibrado”. No solo en género, puesto que por primera vez desde su fundación en 1958 el Ejecutivo será prácticamente paritario, con 14 hombres y 13 mujeres. También en procedencia geográfica y afiliación política. De los 27 comisarios, diez son socialdemócratas; nueve proceden del PPE, y cinco, de las filas liberales de Renovar Europa. Ese equipo, que no cuenta con ningún representante británico, se completa con un miembro del grupo conservador ECR, un comisario vinculado a Los Verdes y otro independiente.

La presidenta electa ha designado a tres vicepresidentes ejecutivos: el laborista holandés Frans Timmermans se hará cargo de la cartera de cambio climático; la liberal danesa Margrethe Vestager, coordinará toda el área digital y serguirá siendo una de las comisarias con más poder dentro de la Comisión al mantener el área de Competencia, mientras que el conservador letón Valdis Dombrovskis tendrá bajo su paraguas el área económica.

El equipo de vicepresidentes se completará con cinco nombres más. El socialista español Josep Borrell será uno de ellos como Alto Representante para la Política Exterior de la UE, con las “mismas competencias”, según Von der Leyer, que su predecesora, Federica Mogherini. La figura de Borrell será clave en una Comisión que, afirmó la presidenta electa, pretende tener un carácter marcadamente “geopolítico”. A Borrell se añaden el consevador griego Margaritis Schinas, la también popular croata Dubravka Suica, la liberal checa Vera Jourova (encargada de la defensa del Estado de derecho) y el socialdemócrata Maros Sefcovic.

Todos los comisarios dependerán y trabajarán en equipo con alguno de esos vicepresidentes, en especial los tres ejecutivos, salvo el conservador austriaco Johannes Hahn, a quien Von der Leyen le ha entregado la llave de la caja al nombrarlo comisario de Prespuestos, que hasta ahora había estado en manos del alemán Günther Oettinger. El ex primer ministro italiano Paolo Gentiloni (PD) sucederá a Pierre Moscovici en Economía, que en el último año se ha ocupado sobre todo de atar corto a Roma para que no vulnere las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

La presidenta electa ha defendido la “buena combinación” que, a su juicio, supone dejar el área económica a manos de Gentiloni y Dombrovskis. “El factor decisivo ha sido la enorme experiencia de Gentiloni”, ha agregado Von der Leyen, quien, ante los recelos que provoca ese nombramiento entre los halcones, ha recordado que en última instancia todas las decisiones son tomadas y argumentadas por el Colegio de Comisarios. Juncker ya optó por un tándem parecido durante su mandato, cuando puso al lituano por encima del comisario de Asuntos Económicos, el socialdemócrata francés Pierre Moscovici.

Otra de las áreas clave en la Comisión es la de Comercio, para la que Von der Leyen ha designado al anterior comisario de Agricultura, el conservador irlandés Phil Hogan. El político ha destacó en los últimos meses por su contundencia frente a los partidarios del Brexit y su cerrada defensa de la salvaguarda para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda. Y si el Reino Unido sale de la UE, Hogan será quien deba negociar un futuro tratado de libre comercio con Londres. Von der Leyen lo ha definido como “un negociador justo”. “Es lo que espero de él, que trabaje de forma justa pero decidida”. “Es importante que trabajemos juntos y consigamos un buen acuerdo de libre comercio [con el Reino Unido]. Eso va a determinar las buenas relaciones que queremos tener en el futuro”, ha razonado la presidenta electa.

Francia se quedará finalmente con Mercado Interior, cuya titular será Sylvie Goulard. Se trata de una cartera clave para Emmanuel Macron, que junto a Alemania quiere impulsar una nueva política industrial común para la UE. Además, no solo tendrá competencias en industria, sino también en Seguridad y Defensa. Goulard es, sin embargo, uno de los nombres que puede generar cierta controversia en las audiencias en el Parlamento Europeo, junto al polaco Janusz Wojciechowski. Ambos están siendo investigados por la fiscalía anticorrupción de la UE por presuntas irregularidades durante el periodo en el que fueron eurodiputados. Preguntada sobre por qué aceptaba candidatos que estuvieran siendo objeto de indagaciones por ese organismo, Von der Leyen se limitó a defender la independencia de la fiscalía y la presunción de inocencia de ambos candidatos.

Esta es la lista de los miembros de la Comisión designados por Ursula von der Leyen, que ahora deberán pasar su audiencia en el Parlamento Europeo.

Frans Timmermans. Vicepresidencia primera para un Pacto Verde Europeo.

El laborista holandés repite como vicepresidente primero de la Comisión Europea. Tras haber liderado la candidatura de los socialdemócratas en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo, Timmermans estuvo a punto de suceder el Ejecutivo de Jean-Claude Juncker. Su candidatura fue vetada, sin embargo, por el llamado Eje de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia) e Italia por su defensa acérrima del Estado de derecho en Polonia, Hungría o Rumania. Nieto de mineros, exministro de Exteriores de su país y políglota –habla al menos seis idiomas—, Timmermans ostentará las funciones ejecutivas de la presidencia cuando Von der Leyen no esté en Bruselas.

Margrethe Vestager. Vicepresidencia segunda para la Era Digital y comisaria de Competencia.

La liberal danesa es probablemente la cara más conocida del anterior colegio de Jean-Claude Juncker. Al cargo de la política de Competencia, impuso sanciones multimillonarias a los gigantes tecnológicos norteamericanos por abuso de mercado (la factura a Google alcanza los 8.240 millones) o ayudas de Estado ilegales (Apple tuvo que devolver 14.300 millones a Irlanda). El presidente de EEUU, Donald Trump, llegó a decir: “Ella odia a los Estados Unidos, tal vez más que cualquier persona que jamás haya conocido”. Vestager tuvo que tomar también decisiones impopulares para los socios de la UE, como el veto a la fusión entre Alstom y Siemens, que enfureció a Francia y Alemania. Conocida por haber inspirado el personaje Birgitte Nyborg en Borgen, Vestager se postuló también para presidir la Comisión Europea tras haber sido una de las cabezas de cartel de Renovar Europa.

Valdis Dombrovskis (Letonia). Vicepresidencia tercera para Economía

Otra de las caras de la Comisión de Juncker, donde ocupó el cargo de vicepresidente a cargo del área financiera y el euro. Anteriormente, había sido primer ministro de Letonia. Dombrovskis, férreo defensor de la disciplina fiscal, en la recta final de su mandato tuvo que lidiar sobre todo con la díscola Italia, que a punto estuvo dos veces de pasar a estar tutelada por Bruselas.

Josep Borrell. Vicepresidente y Alto Representante de Política Exterior

El ministro de Exteriores en funciones de España ya fue uno de los altos cargos designados por el Consejo Europeo del pasado mes de julio. Los líderes europeos eligieron a un político con un amplio conocimiento en política europea tras haber presidido el Parlamento y dirigido el prestigioso Instituto Europeo de Florencia. Como asuntos inmediatos, Borrell tendrá la misión de lidiar con la multitud de frentes abiertos por Trump: desde la aplicación de la Ley Helms-Burton hasta la amenaza de nuevos aranceles. La reunión mantenida entre el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, y Borrell, apuntan hacia una voluntad de Trump de reiniciar relaciones con la nueva Comisión. Pero a Borrell le esperan otras carpetas delicadas como Irán o Venezuela.

Margaritis Schinas (Grecia). Vicepresidente para la Protección del ‘European Way of Life’

Es otra de las caras más conocidas del Ejecutivo de Jean-Claude Juncker, en el que fue portavoz jefe. Schinas fue nominado por el gobierno de Nueva Democracia y, según fuentes comunitarias, será uno de los comisarios en los que más se apoye Von der Leyen por su conocimiento profundo de la casa.

Dubravka Šuica (Croacia). Vicepresidenta para Democracia y Demografía

Esta política conservadora fue durante dos legislaturas consecutivas (de 2001 a 2009) alcaldesa de la ciudad de Dubrovnik. A partir de 2013, saltó a la política comunitaria como diputada en el Parlamento Europeo.

Vera Jourova (República Checa). Vicepresidenta para Valores y Transparencia

La política liberal repite como comisaria. Ahora se encargará de las funciones que antes ocupaba Timmermans en cuanto a la defensa del Estado de derecho. En el anterior gabinete de Jean-Claude Juncker, Jourova ocupaba la cartera de Justicia, Consumo e Igualdad de Género. Entre otras cosas, impulsó la primera lista negra de la UE que señalaba las jurisdicciones cuyas legislaciones favorecen el lavado de capitales y la financiación del crimen organizado, que acabó siendo tumbada por todos los países miembros en bloque al incluir estados como Arabia Saudí o Panamá.

Maroš Šefčovič (Eslovaquia). Vicepresidente para Relaciones Interinstitucionales

El político eslovaco es otro de los veteranos de la Comisión Europea: formó parte del Ejecutivo de José Manuel Durao Barroso y posteriormente ocupó una vicepresidencia con responsabilidades en Energía con Juncker. Šefčovič amagó con presentarse como candidato para los socialdemócratas al Parlamento Europeo, pero finalmente dio un paso atrás para dejar vía libre a Timmermans. A comienzos de año, se presentó para las presidenciales de su país, pero perdió. Šefčovič, cuyo nombre se barajó para el cargo de Alto Representante, encara su tercer periodo en Bruselas.

Paolo Gentiloni (Italia). Economía

Hace solo unos meses, Bruselas temía un comisario incómodo, incluso hostil, procedente del gobierno de coalición entre el M5S y la Lega. Hoy respira más que tranquila tras la nominación de Paolo Gentiloni, primer ministro italiano entre diciembre de 2016 y junio de 2018. El político socialdemócrata afirmó a través de sus redes sociales solo conocerse su nominación: “Amo a Italia y a Europa y estoy orgulloso del encargo recibido”.

Sylvie Goulard (Francia). Mercado interior

Emmanuel Macron eligió para la Comisión Europea a una política muy bregada en ese ámbito. Ingresó en 1989 en el Ministerio de Exteriores francés, encargándose de asuntos comunitarios como la reunificación alemana. Entre 2001 y 2004 fue consejera del presidente del Ejecutivo comunitario, Romano Prodi, y desde 2009 hasta 2017, eurodiputada. Macron la recuperó entonces para que se ocupara de la cartera de Defensa, pero al cabo de un mes dimitió tras trascender una investigación por posibles irregularidades en el pago de sus asistentes en la Eurocámara. Cuando fue nominada por Macron, Goulard era subgobernadora del Banco de Francia.

Didier Reynders (Bélgica). Justicia

El gobierno belga decidió resarcir a Didier Reynders, un político belga con una dilatada carrera política que en 2014 ya estuvo a punto de hacerse con una cartera en el Colegio de Comisarios. Jean-Claude Juncker, sin embargo, entonces demandó a Bélgica que propusiera a una mujer para el puesto tras advertir que su gabinete era predominantemente masculino. En lugar de Reynders, su lugar lo ocupó la flamenca Marianne Thyssen. El político valón era hasta ahora vice primer ministro con un macroministerio con Exteriores, Asuntos Europeos y Defensa.

Johannes Hahn (Austria). Presupuesto

Es la tercera vez que Hahn repite como comisario. Sucedió a Benita Ferrero-Waldner en 2009 y desde entonces ha sido responsables de las carteras de política regional y posteriormente de Política de Vecindad y Negociaciones para la Ampliación. Este mismo año protagonizó una polémica con el gobierno de Pedro Sánchez al negar que hubiera retrasos con las ayudas enviadas a Marruecos, tal y como denunciaba España.mento Europeo se prevé como una de las más complicadas que pasarán los miembros del gabinete de Von der Leyen. Polonia presentó al principio la candidatura de Krzusztof Szczerski para comisario, pero este renunció cuando la presidenta electa le ofreció Agricultura. En su lugar, el gobierno polaco optó por este exdiputado del Parlamento Europeo. Sin embargo, Der Spiegel publicó que está siendo investigado por la agencia antifraude de la UE (OLAF) por presuntas irregularidades en el reembolso de los gastos de viajes en su época en la Eurocámara.

László Trócsányi (Hungría). Vecindad y ampliación

Es otro de los potenciales candidatos que podrían sufrir un revés del Parlamento Europeo al haber sido ministro de Justicia del gobierno de Viktor Orbán. La Eurocámara aprobó en septiembre del año pasado que se aplicara el artículo 7 de los tratados a Hungría, lo cual incluye perder el derecho a voto en el Consejo de la UE por su deriva autoritaria. Trócsányi, antiguo miembro de la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, fue cabeza de cartel de Fidesz para las elecciones europeas.

Elisa Ferreira (Portugal). Cohesión y reformas

Portugal tendrá como comisaria a otra experimentada política y economista, hasta ahora subgobernadora del Banco de Portugal. Ferreira había sido ministra del Ejecutivo socialista de António Guterres entre 1995 y 2002 y posteriormente eurodiputada.

Mariya Gabriel (Bulgaria). Innovación y Juventud

Otro de los nombres que repite. En el Ejecutivo de Jean-Claude Juncker, Gabriel se encargó de Economía Digital, y entre sus funciones estaba también la lucha contra las fakes news. Gabriel sonó para un puesto más relevante durante las negociaciones para renovar la cúpula comunitaria, aunque finalmente la UE decidió compensar a los países del Este –maltrechos en cuanto a representación— con la candidatura de la también búlgara Kristalina Georgieva para la dirección del Fondo Monetario Internacional.

Jutta Urpilainen (Finlandia). Asociaciones internacionales

Urpilainen es una vieja conocida en la política europea, en especial entre los ministros de Finanzas. La política, que presidió el Partido Socialdemócrata finés, fue viceprimera ministra de su país entre 2011 y 2014. Urpilainen fue conocida por haber amenazado con salir del euro en plena crisis de la deuda soberana y haber pedido garantías a Grecia y España para participar en su rescate. “Representamos la línea dura”, afirmó sin ambages a la televisión de su país ante el rescate de la banca española.

Janusz Wojciechowski (Polonia). Agricultura

La audiencia de Wojciechowski en el Parlamento Europeo se prevé como una de las más complicadas que pasarán los miembros del gabinete de Von der Leyen. Polonia presentó al principio la candidatura de Krzusztof Szczerski para comisario, pero este renunció cuando la presidenta electa le ofreció Agricultura. En su lugar, el gobierno polaco optó por este exdiputado del Parlamento Europeo. Sin embargo, Der Spiegel publicó que está siendo investigado por la agencia antifraude de la UE (OLAF) por presuntas irregularidades en el reembolso de los gastos de viajes en su época en la Eurocámara.

Kadri Simson (Estonia). Energía

Esta política, que trató de liderar sin éxito el Partido del Centro, fue ministra de Asuntos Económicos e Infraestructuras de su país entre 2016 y 2019.

Phil Hogan (Irlanda). Comercio

El primer ministro Leo Varadkar vuelve a confiar en este político irlandés que fue titular de Medio Ambiente en su país entre 2011 y 2014 tras haber sido diputado y senador. Durante el mandato de Juncker, Hogan estuvo al frente de la política agraria, una de las áreas más sensibles de la UE. Como tal, formó parte de los equipos que culminaron los principales acuerdos comerciales de ese periodo, entre ellos Mercosur. Como comisario, Hogan ha sido muy crítico con los partidarios del Brexit. Ante las demandas del primer ministro británico Boris Johnson de eliminar la salvaguarda que evita una frontera dura en la isla de Irlanda, Hogan fue claro el pasado mes de agosto al afirmar que los Veintisiete “no cederán” en esa cuestión.

Virginijus Sinkevičius (Lituania). Medio ambiente y océanos

Es el millennial de la Comisión Europea. Nacido en 1990, pertenece a la Unión de Agricultores y Verdes de su país. Si bien esa formación se sienta en la Eurocámara con Los Verdes, no es parte del partido europeo que engloba a las principales formaciones ecologistas. Por ello, Los Verdes no lo ven como su comisario en el Ejecutivo. En Lituania fue ministro de Economía e Innovación.

Nicolas Schmit (Luxemburgo). Trabajo

El liberal Xavier Bettel eligió a un socialdemócrata luxemburgués para tomar el asiento que le correspondía al Gran Ducado en la Comisión Europea. Schmit fue ministro delegado para Asuntos Exteriores e Inmigración y de Trabajo y Inmigración. Tras las elecciones europeas, se hizo un escaño en el Parlamento Europeo.

Helena Dalli (Malta). Igualdad

Esta política maltesa supuso una revolución en su país en cuanto a políticas de igualdad de género y derechos del colectivo LGTBIQ. Bajo su mandato como ministra de Igualdad, Malta pasó de ser uno de los últimos países en legalizar el divorcio a ser el Estado europeo con una legislación más justa para los ciudadanos LGTBIQ. Como ministra, impulsó una declaración de varios países, entre ellos España, a favor de los derechos de esos colectivos ante la intransigencia de Polonia y Hungría para admitir que las leyes europeas incluyan referencias a ese colectivo.

Janez Lenarčič (Eslovenia). Gestión de crisis

Este diplomático esloveno se ha forjado en el ámbito internacional, ocupando varios cargos en organizaciones mundiales hasta que en 2006 fue Secretario de Estado para Asuntos Europeos y más tarde, en 2014, asumió la cartera de asuntos extranjeros para el gobierno esloveno.

Rovana Plumb (Rumania). Transporte

Rumania fue el único país que presentó dos candidatos, un hombre y una mujer, a Ursula von der Leyen. Esta finalmente escogió a Rovana Plumb, una política socialdemócrata que fue ministra de Medio Ambiente y de Trabajo, Familias y Protección Social antes de ser elegida europarlamentaria en 2009. Tras las elecciones de este año, fue designada vicepresidenta del grupo socialdemócrata en la Eurocámara.

Ylva Johansson (Suecia). Interior

Johansson llega a la Comisión Europea tras haber ocupado varios ministerios en su país. Esta política socialdemócrata hasta ahora era titular de Empleo, después de haber sido responsable de Educación y de Bienestar y Salud.

Stella Kydiakides (Chipre). Salud

La actual comisaria de Salud lleva dedicándose a este campo desde 1976, cuando estuvo en el departamento de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Ministerio de Salud de Chipre. En 2006 dio el salto a la política al ser elegida por el partido conservador chipriota.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.